Paris is always a good idea

No es ningún secreto que París es una de mis ciudades favoritas en el mundo. La primera vez que la visité fue hace ya más de 10 años, cuando pasé un verano entero estudiando francés en ella. Todavía recuerdo las horas diarias de estudio, que se hacían cortas al compararlas con las que pasaba recorriendo…

Leer Más

Palacio de Versalles

Si tuviera que escoger un vestido para ponerme el resto de mis días, sería éste —aunque dudo que el encaje aguante tanto uso—. En los días calurosos del verano, lo puedo usar solo o con una camisa de lino encima y con casi cualquier par de zapatos que tengo: tenis para caminar, sandalias, tacones para…

Leer Más

Costa del Sol

Pocas cosas me hacen tan feliz como tener el mar cerca: su sonido, su olor, el millar de tonalidades de su color. Curioso porque hasta hace una década lo detestaba por el pánico que me daba pensar en todas las criaturas que habitan los océanos de nuestra tierra. Pero la vida en Nueva York y…

Leer Más

Prestándome la ropa “masculina”

Nunca me he sentido cómoda con la idea de un estilo especialmente “masculino” o “femenino”. Desde muy pequeña, comencé a cuestionar algunos de los ideales de género que aprendemos a la hora de vestir: que el azul es para niños y el rosado para niñas (nunca fui muy amante de ninguno de los dos); que…

Leer Más