Prestándome la ropa “masculina”

Nunca me he sentido cómoda con la idea de un estilo especialmente “masculino” o “femenino”. Desde muy pequeña, comencé a cuestionar algunos de los ideales de género que aprendemos a la hora de vestir: que el azul es para niños y el rosado para niñas (nunca fui muy amante de ninguno de los dos); que…

Leer Más