Prácticas de moda

Paris is always a good idea

No es ningún secreto que París es una de mis ciudades favoritas en el mundo. La primera vez que la visité fue hace ya más de 10 años, cuando pasé un verano entero estudiando francés en ella. Todavía recuerdo las horas diarias de estudio, que se hacían cortas al compararlas con las que pasaba recorriendo las calles de París, visitando museos y tomando vino al aire libre con los amigos que allá conocí.

Y aunque han sido varias las veces que he regresado después de esa primera visita, todavía no supero su belleza ni la magia de sus calles ni los sonidos, sabores y olores que en ella se viven. Porque, sí, la experiencia urbana es multisensorial.

Pero lo que más disfruto es, sin duda, caminar. Caminarla desde la mañana hasta que cae la noche, con breves interrupciones sólo para entrar a algún museo, comer en algún bistro o sentarnos a hacer un picnic en los bancos del Sena. Never gets old.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

css.php