Reflexiones de estilo: Sobre el uso de colores fuertes

  Una de mis formas favoritas de hacer investigación de moda es documentando y reflexionando sobre mis prácticas de vestir. Al hacerlo, atravieso un proceso de introspección en el cual cuestiono no sólo las prendas que escojo usar—tanto en el diario vivir como en ocasiones especiales—sino también las razones que se encuentran detrás de mis…

Leer Más

Reflexiones de estilo: Sobre el uso del traje de princesa en el diario vivir

  Mi hermana siempre ha sido un personaje, especialmente cuando se trata del vestir. Cuando era una niña, siempre andaba por toda la casa en bikini, asegurando que el clima bogotano, tan perfectamente frío, era demasiado caliente para usar más ropa. También se obsesionaba con sus disfraces de Halloween y los usaba durante meses. Tal…

Leer Más

La creatividad y la experiencia humana

Creatividad. He tenido problemas con ella recientemente. No porque la haya perdido—¿cómo pierde uno algo que lleva tan metido en el alma?—sino porque he estado tratando de mejorar mi relación con ella. Y esto ha resultado ser muchísimo más difícil de lo que imaginaba. Créanlo o no, el hecho de que no sea diseñadora—sí, se puede…

Leer Más

Entre tenis y tacones: Una reflexión sobre el uso de zapatos en Nueva York

Más allá de los tacones como objeto, como accesorio de empoderamiento o sumisión, es clara la fascinación que existe entre las mujeres por este tipo de zapato. Para muchas de nosotras resulta fácil recordar épocas de infancia en que jugábamos con los tacones de nuestras mamás o hermanas mayores, y recordamos, más adelante, el tan anhelado momento en que por fin fuimos dueñas de nuestro primer par. Los tacones siguen siendo un elemento esencial de la vestimenta de ocasiones especiales, y los usamos constantemente para ir a fiestas o cuando nos queremos “ver bien vestidas.”

Leer Más

Por qué dejé el "Fast Fashion"

Sí. Es muy difícil no sentirse tentado por la ropa interior de tres dólares. O las camisetas de cinco, los vestidos de diez, y los zapatos de quince… Puedes componer un outfit espectacular con menos de cincuenta dólares, y hacerte famosa en una cita romántica o en una noche de rumba (o ambas). Y, aunque yo hice parte del clan amante del fast fashion durante un buen tiempo, decidí dejarlo—o al menos tratar de hacerlo—. Y para ser honesta, ¡ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida!

Leer Más