Más lecciones aprendidas del estilo masculino

style inspiration borrowed from the boys fashion blog laura beltran-rubio

Ya saben cuál ha sido el tema de este mes: la moda masculina. Y, sin duda, el tema ha inspirado la forma en la que me he vestido en las últimas cuatro semanas, tal vez más que cualquier otro (difícil vestirme con moda dieciochesca a estas alturas de la vida, claro está).

style inspiration borrowed from the boys fashion blog laura beltran-rubio

Uno de los elementos del traje masculino que más adoro es el blazer… sobretodo cuando es de corte tipo smoking y largo.

La historia del smoking para mujeres es larga —empezó, por lo menos con el famoso smoking que Yves Saint-Laurent diseñó en 1966 y que Helmut Newton fotografió— pero últimamente ha vuelto a resonar entre las mujeres del mundo. Y lo más lindo del smoking (para mujeres) actual es que puede tener detalles femeninos inesperados. Éste que uso —mi favorito— tiene una sensual combinación de tela satinada y matte y los detalles de los bolsillos (casi invisibles en las fotos, ¡perdón!) son de color fucsia.

style inspiration borrowed from the boys fashion blog laura beltran-rubio

Y el otro elemento del traje masculino que desde ya hace años me ha enamorado son los zapatos. Desde hace ya unos años —y, según yo, popularizados por las fashionistas asiáticas aunque no lo he comprobado científicamente—, los zapatos de vestido para hombres se han hecho comunes entre las mujeres. Normalmente con plataformas y colores más variados que en el caso de la moda masculina, éstos se han convertido en un must para muchas amantes de la moda.

Para mí, son un must de trabajo.

Con interminables jornadas de estudio y largas caminatas primero en Nueva York y luego en el centro de Bogotá, unos zapatos cómodos y fáciles de usar se han vuelto indispensables en mi diario vivir. Y éstos, con suelas anchas y cerrados alrededor del pie, son mil veces mejores que las bailarinas que alguna vez amé.

style inspiration borrowed from the boys fashion blog laura beltran-rubio

El toque final: unos enormes aretes de Paula Mendoza —una de las mujeres que despertó en mí el amor por las joyas, debo aceptar— y una camiseta blanca con letras —tal vez la primera prenda verdaderamente unisex en permanecer a la moda durante el último siglo—.

¿Cómo usan ustedes la inspiración “masculina” cuando se visten? (Leo sus comentarios abajo.)

EN ESTA ENTRADA

Blazer de Atelier Crump // Camiseta de Commune and Memoir // Jeans de Levi’s // Zapatos de Claudia Maria Shoes // Aretes de Paula Mendoza