Tag Archives: Museo Metropolitano de Arte

El Clóset de Sara Berman en el Museo Metropolitano de NY

Exhibition Review: Sara Berman's Closet at the Met Museum

La moda. Si me han estado leyendo durante el último año, a estas alturas ya es más que evidente que lo que más me fascina de ella es su capacidad para comunicar: con la ropa que escogemos ponernos enviamos mensajes al mundo sobre quiénes somos, qué pensamos, cómo vemos el mundo. Pero la moda—la ropa que usamos—también es reinvención. En momentos de cambio, es la moda, con nuestro proceso de vestir, uno de los instrumentos esenciales en la creación y expresión de una nueva identidad.

El closet de Sara Berman (1920–2004), expuesto en el Museo Metropolitano de Nueva York, revela la historia de la vida de esta mujer, de su reinvención.

Manus x Machina: Moda en la era tecnológica

Manus x Machina - fashion exhibition at the Costume Institute Metropolitan Museum of Art New York

Pasando la colección de arte medieval, con sus ricos tapices llenos de historias que parecen sacadas de un cuento de hadas, y después de vislumbrar algunas de las más bellas porcelanas chinas del Museo de Arte Metropolitano en Nueva York, se llega a la exposición Manus x Machina del instituto del traje. La exposición, que transformó la famosa ala de la colección de Robert Lehman del museo en una cúpula inspirada en el interior de alguna iglesia o palacio de la Florencia renacentista, es inaugurada gloriosamente por el vestido que la inspiró. Diseñado por Karl Lagerfeld para cerrar el desfile de su colección de alta costura de otoño/invierno 2014-15 para Chanel y hecho con una tela sintética de traje de buzo, con una superficie tan suave como la piel de una ballena, el vestido se extiende unos 6 metros hacia atrás con una cola que presenta la más perfecta intersección entre manus y machina: el patrón brocado sobre la tela fue dibujado a mano por Lagerfeld, luego pixelado con ayuda de un computador, insertado a presión sobre la tela con brillantes, y terminado a mano, añadiendo la pintura de oro y el recamado de perlas. Su magnífica creación tomó no menos de 450 horas de trabajo manual. Si el vestido presenta una figura embarazada hecha especialmente para la modelo que lo llevó en la pasarela hace unos años, también presenta la concepción de la más reciente visión del genio curatorial y creativo que es Andrew Bolton, curador principal del instituto del traje.

Reflexiones de estilo: Sobre el uso del traje de princesa en el diario vivir

Mi hermana siempre ha sido un personaje, especialmente cuando se trata del vestir. Cuando era una niña, siempre andaba por toda la casa en bikini, asegurando que el clima bogotano, tan perfectamente frío, era demasiado caliente para usar más ropa. También se obsesionaba con sus disfraces de Halloween y los usaba durante meses. Tal vez el más memorable fue uno de Bella, la princesa de Disney que protagoniza La bella y la bestia. El vestido estaba hecho en tela tornasolada con lentejuelas doradas, y venía acompañado de su coronita y taconcitos brillantes de plástico que le hacían juego. Y estoy segura de que la única razón por la cual mi hermana lo dejó de usar fue porque el vestido se volvió pedazos de tanto que lo usó.