espiritualidad, reflexiones

Año nuevo, ¿blog nuevo?

Anoche fue una de esas raras ocasiones en las que no pude dormir. Por lo general, soy de las que duerme profundamente por lo menos 8 o 9 horas al día. Pero desde que era niña, siempre que hay algo que me emociona o cuando sé que voy a iniciar

seguir leyendo / read more