“Faking It” en el Museo de FIT

14 de Abril de 2015 Laura Beltran-Rubio 0 Comments

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir a un tour y una charla especial con Ariele Elia, la curadora de la exposición Faking It: Originals, Copies and Counterfeits (Imitándolo: Originales, copias e imitaciones), que está presentando actualmente el Museo de FIT. La colección explora no solamente el problema de derechos de autor y copias en la moda, e incluye otras formas, menos obvias, en que las copias autorizadas y no autorizadas en la moda han hecho de su autenticidad algo dudoso.

La exposición empieza mostrando ejemplos de las primeras copias conocidas en el mundo de la moda, que incluían las copas—a veces bajo licencia y autorizadas por los creadores de las prendas originales—de diseños de moda franceses en América. La exposición incluye el ejemplo de un traje de Chanel, y muestra la versión original y una copia licenciada. También se incluye una copia autorizada del traje de noche Angel de Pierre Balmain y una versión del New Look de Dior, creada por Nettie Carnegie en Nueva York.

También se muestran algunos momentos en la historia de la moda en que la inspiración en el arte ha estado presente en el trabajo de diseñadores. En la exposición, se pueden apreciar, por ejemplo, el caso muy reconocido de los cuadros de Mondrian—que fueron reproducidos no sólo por Yves Saint Laurent, sino por muchos otros—así como el arte de las sopas Campbell creado por Andy Warhol. Esta parte fue una de las que más me interesó porque, aunque estoy consciente del uso de arte como inspiración en la moda, por algún motivo—y por obvio que sea—creo que nunca había pensado en esto como falta de autenticidad. Pero cuando la vi en la exposición fue más que claro que es parte del problema.

La exposición después explora el caso de las imitaciones, que es probablemente el caso más reconocido de violación de derechos de autor en la moda. La parte más interesante, en esta parte, no fue ver las imitaciones que se muestran en la exposición, sino mirar los videos que explican las diferencias entre los originales y sus copias. Siempre he apreciado el arte que va en la creación de prendas y accesorios de lujo, y esta comparación entre estas prendas y sus copias baratas no hacen más que ilustrar mi punto.

Finalmente, la exposición muestra el caso de la parodia en la moda. De acuerdo con la curadora, el problema en este caso viene de la falta de claridad, que puede llevar a la confusión del consumidor. Por ejemplo, Brian Lichtenberg en su conjunto “Homiés” parece estar claramente burlándose del logo de Hermès en sus diseños. Sin embargo, el logo “YY” de Yohji Yamamoto, que debutó en su desfile de otoño de 2007, era demasiado parecido al monograma de Louis Vuitton, que ha sido usado por una eternidad, haciendo que el diseñador juegue peligrosamente con cruzar la línea de la violación de los derechos de autor.

Debo aceptar que no estoy ni cerca de ser una crítica de exposiciones de moda. Sé, además, que hay un largo camino por recorrer, no sólo para lograr que éstas desarrollen un punto de vista académico, sino también para que incluyan una perspectiva que deje ver los fenómenos sociales que dan paso a la creación de modas en distintos momentos de la historia. Y aunque esto es verdad para la exposición Faking It en MFIT, me encantó poder asistir a la charla con la curadora y aprender de ella. Ella fue excelente transmitiendo su conocimiento sobre la exposición, pero también nos hizo pasar un muy buen tiempo a los que asistimos, contándonos algunas de sus anécdotas en la preparación de la exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *